DIA 2: LOS SERVICIOS DE LA BIBLIOTECA UNIVERSITARIA

ESCUCHAR ESTE POST AHORA

Novena de la Biblioteca Universitaria (Reflexiones) Por Jairo Hernán Díaz Arias (JHDA) – 28/12/2020 – Blog –

En un evento en plena feria de las flores en Medellín en el 2019 (Colombia), incluso tiempo atrás en Lima (Perú) y Quito (Ecuador) en el mismo año si mal no recuerdo, fui invitado a compartir una ponencia y/o conferencia con el tema: “AdAPPtarse o Desaparecer”, ante bibliotecólogos y profesionales de la información. Recuerdo que en mi tierra colombiana, en la noche de encuentro de los asistentes, pasaban algunos al frente de la mesa y me decían “No voy a desaparecer” y eso me encantó, aunque parecía una broma, entendí que el mensaje había llegado. 

Mostraba en esos eventos como no solo en la bibliotecología, sino otras profesiones y oficios, la tecnología estaban desplazando actividades tradicionalmente realizada por humanos y que nadie les había advertido de esa posibilidad.

Por eso genero este llamado a la reflexión, sin dogmatismos, sin perfección, para que cada quien pueda adaptarlo a su entorno, procesarlo como considere y determinar su utilidad o no.

Dia 2: Los servicios de las Bibliotecas Universitarias

Servicios: Igualmente como el día 1, aquí podría iniciar buscando y referenciando una gran cantidad de definiciones, lo que dice uno u otro autor sobre los servicios de las bibliotecas universitarias, pero no es la intención generar mucho texto, menos ante un público que sabe del tema.

Los servicios de las bibliotecas universitarias, poco se diferencian de otros tipos de unidades de información, circulación (préstamo y devolución), referencia, gestión de colecciones y contenidos, préstamo u obtención de documentos interbibliotecario o por compra, gestión de bibliografías, difusión de información, alfabetización informacional, capacitaciones e inducciones. Y espacios de lectura, salas especiales, de computadores, para eventos y exposiciones, colecciones abiertas y/o cerradas, entre otros.  

Imaginemos la biblioteca universitaria en el 2021 sin colecciones físicas -algunas han estado cerradas desde marzo del 2020 a la fecha (diciembre 2020) o con un muy limitado acceso. Hasta donde conozco, no se ha cancelado una clase o cualquier actividad académica por que la biblioteca física e incluso digital no prestó servicio- Entonces no es difícil pasar a ese imaginario.

¿Qué hicieron algunas bibliotecas universitarias ante la situación?

Las que no estaban visualizando lo que el entorno estaba indicando, quizá cinco años antes de la pandemia y seguían con su servicio tradicional; volcaron rápidamente a portales web, la suscripción de recursos de información electrónicos (libros – revistas – simuladores – laboratorios – otros) de editoriales o agregadores. Esto significó contar con “colecciones” para apoyar las actividades académicas e incluso de ocio, pues se suscribieron sistemas de “revistas light”, era el afán.

Otras venían desde hace años avanzando en su transformación digital y realmente el impacto para el usuario fue casi nulo, se logró que muy pocos usuarios se afectaran, o que, como se indicó en el día 1 de esta novena de reflexión bibliotecaria, se auto redireccionaran a Internet.

¿Qué está sucediendo con los servicios?

El servicio de colecciones de alguna forma se superó ante la pandemia, por el motivo que sea, los programas académicos terminaron el semestre, tal como se explicó anteriormente.

Pero si aún tiene dificultad para localizar el libro que necesita, pasa al frente de la universidad y el señor de los “CDs”, “DVD” o “USB” le vende en formato digital lo que necesite, usted le deja el título y al otro día o inmediatamente lo entregan. Quizá note que son libros de la propia biblioteca escaneados.

A parte de lo anterior, aquí debemos detenernos un poco para dejar en claro que no se trata de tener muchos libros o revistas, ahora se trata de trabajar con colecciones nítidas, mas ajustadas a las reales necesidades de los programas académicos y de investigación. Es importante contar con un buen desarrollo de colecciones y no se trata del soporte impreso o digital, se trata de contenido.

El concepto de libro también va reestructurándose, los e-books nos permiten trabajar con los capítulos que se necesitan y no con todo el libro; hacer un Frankenstein para una asignatura es posible, sin tanto terror en todo caso.

El servicio de préstamo y devolución con intervención humana, son cosa del pasado; pues los libros electrónicos se prestan y devuelven de forma automática. Si, es cierto, desde hace años existen sistemas con RFID para este servicio con los libros físicos, pero nos ahorramos el dinero de las máquinas y el mantenimiento.

El préstamo a domicilio igualmente va desapareciendo (¿recuerdan cuando íbamos a alquilar películas?) el usuario accede al recurso de forma remota, incluso decide en algunos casos cuanto tiempo lo quiere tener “prestado”, lo descarga y no necesita internet para consultarlo nuevamente. En nuestro caso contamos con más de 190.000 libros electrónicos y se presta de 1 hasta 365 días y se desactiva una vez cumplido el tiempo de forma automática. Ah, no tenemos ejemplares, son multiusuario.

El servicio de hemeroteca física, que venía como walking dead, estaba liquidado desde antes de la pandemia, las revistas electrónicas, sus artículos descargables y con un servicio de acceso 24/7/365. Sin temor a perder el número de una revista o que se dañara, menos espacio que ocupar en la library.

El servicio de fotocopiadora, otro muerto viviente, pues las apps de scanner en un móvil o celular solucionan esa necesidad.

El servicio de traducción que muy pocas prestaban, pero que existió, ahora con apps, páginas web o navegadores se traducen con un simple clic derecho a español o cualquier otro idioma.

El servicio de búsqueda y recuperación de información básica, que aún se presta cada vez menos, gracias a lo amigable de los navegadores y buscadores, incluso los descubridores. Además, realizamos o compartimos videos instruccionales paso a paso, para que los usuarios logren hacerlo directamente -DIY-

Los “Chat” en sitios web, apps o como en nuestro en la Biblioteca de la Universidad del Quindío, desde hace 5 años el WhatsApp CRAI ha servicio como sistema de referencia básica y apoyo al usuario. Unido al sitio web de la biblioteca y al canal de YouTube para difusión de información.

El servicio de casilleros al ingreso de algunas bibliotecas, reemplazado hace algunos años por sistemas de autoservicio con una seguridad de candado, clave o moneda; no es necesario, el usuario podrá ingresar a los espacios de una biblioteca con todo lo que lleva, así evitamos quejas por cualquier situación ante dicho servicio. La Biblioteca Digital no necesita de ese tipo de seguridad.

Área de colecciones, los espacios de las bibliotecas ahora sin o con mínimas colecciones de libros y enciclopedias, se utiliza para los escenarios de makerspaces o learning spaces. Incluso como se mencionó en el día 1, para lugares de juego, ocio y descanso.

Áreas de lectura o consulta, ahora convertidos en coworking académico, con todas las posibilidades de conectividad, apoyarán ese contacto humano directo que muchos no quieren perder y consideran necesario.

Salas de computadores o informática fortalecidos, en Colombia hace más de 10 años una biblioteca universitaria, pasó todas sus colecciones físicas a un depósito y aprovechó ese espacio para ampliar su área de computadores para los usuarios, facilitando el acceso a bases de datos y otros recursos de información académica electrónicos.

Estos espacios en estas ápocas, muy útiles para quienes no cuentan con computadores o buena conectividad en sus casas, sirven para recibir clases virtuales, estudiar, consultar la biblioteca digital o recursos en internet, utilizar simuladores, laboratorios online y trabajar en equipo.

Servicio de inducción y capacitación online y presencial, dependiendo de la conectividad y el tipo de capacitación, se ejecutan aún de forma presencial, sin embargo, el uso de video a través de sistemas como YouTube permite transmitir en vivo o dejar grabado ese tipo de apoyo que ofrece la biblioteca a sus usuarios. En nuestra biblioteca llevamos más de 8 años ofreciendo este servicio por YouTube y difundiéndolo por el sitio web https://library.uniquindio.edu.co/ Ahí también hacemos difusión de capacitaciones de editoriales y otras fuentes.

Servicio de difusión de información: pasamos de las tablas de contenido impresas en listados en algunos casos grandes, a listados por correo electrónicos y página web, realmente muy útiles para el usuario que poco explora o no tiene tiempo. Un ejemplo de ello es http://www.biblioteca.club/ o https://universoabierto.org/ que se convierten en posibilidades de acción para el bibliotecario (Bibliotecólogo)

El servicio de referencia: Si algo queda en nuestras manos como sólido recurso de acción (no sé hasta cuándo) es este tipo de apoyo que prestamos al usuario. Desde pregrado hasta posgrado, contar con el apoyo de un experto en búsqueda y recuperación de información en nivel avanzado, es parte del éxito del investigador. Aquí las habilidades y competencias tecnológicas, de selección de fuentes y curación de contenidos nos hacen brillar.

El servicio o área de procesamiento técnico: Cada biblioteca tiene su departamento, oficina o áreas para ejecutar esta actividad, sin embargo, la catalogación copiada está siempre a la orden del día, y no de cualquier sistema, de otras bibliotecas gracias al protocolo z39.50, la consulta directa en OPACs o el uso de sistemas como http://classify.oclc.org/classify2/

Este es otro servicio que a futuro desaparecerá, algunas editoriales desde hace años tienen catalogación en la fuente, otros envían los recursos con el formato Marc listo para agregarlos al sistema de la biblioteca y en definitiva, se observa como grandes servicios de libros no lo utilizan y los usuarios no tienen problema al buscar su libro preferido: (No es propaganda, es un ejemplo)

La página principal de Libros en Amazon.com te ayuda a explorar la Librería Más Grande del Mundo sin salir de la comodidad de tu sillón. Aquí encontrarás los libros más vendidos actuales, nuevos lanzamientos en libros, ofertas en libros, eBooks Kindle, audiolibros Audible, y mucho más.

Contamos con géneros populares como Literatura y Ficción, Libros para Niños, Misterio y Thrillers, Libros de Cocina, Cómics y Novelas Gráficas, Romance, Ciencia Ficción y Fantasía, y programas de Amazon como los Mejores Libros del Mes, Amazon Book Review, y Amazon Charts que te ayudarán a descubrir tu próxima gran lectura.

Además, encontrarás grandes recomendaciones en libros que te podrían interesar según tus historiales de compra y búsqueda, así como los libros más deseados y los más regalados. ¡Esperamos que disfrutes la página principal de los Libros en Amazon.com!

FIN