Pero… ¿Tienen futuro las bibliotecas? Andoni Calderón-Rehecho

Pero… ¿Tienen futuro las bibliotecas?  | Anuario ThinkEPI. (2019). Fecyt.Es. https://recyt.fecyt.es/index.php/ThinkEPI/article/view/thinkepi.2019.e13b02

Comentario JHDA: Que tema tan difícil de asumir. Aunque tengo mis propias reflexiones, es importante ver y reflexionar sobre este artículo; mucho mas considerando la fecha del documento y el presente COVID.

Del Autor: Andoni Calderón-Rehecho. En junio de 2018, en las jornadas de Bibliomad Salud, intervine para dibujar un posible futuro de las bibliotecas, haciendo tres advertencias preliminares: mi nulidad como futurólogo, mi autopercepción
como apocalíptico integrado en el mundo de las TIC y mi sentimiento como historiador de formación de que el progreso continuo no existe, o cuando menos, no existe sin contexto, lo que conlleva que el progreso de unos puede (suele) deberse al retroceso de otros. Aunque me gustaría, no puedo ser tan optimista como el Pinker de En defensa de la ilustración.
Debido al lapso de tiempo transcurrido he buscado el apoyo de fuentes adicionales.

Mi primera afirmación subraya que es evidente que las bibliotecas desaparecerán. Siento que es algo incuestionable y que cualquier intento de defender lo contrario está llamado a un rotundo fracaso. La afirmación se acompaña de una mala noticia que no debería ser inesperada: por supuesto que también desaparecerán los bibliotecarios.

Algunos podrían haber tenido cierta esperanza, o el convencimiento
de que a pesar de la afirmación previa de la desaparición de la biblioteca, no lo harían los bibliotecarios. Pues no es así, porque la biblioteca no es la consecuencia y los bibliotecarios la causa (aunque la afirmación se matizaría si lo consideramos en clave metafórica) sino que sin la causa de las bibliotecas los bibliotecarios dejarán de existir.

¿Y por qué estoy tan seguro de esa desaparición? ¿Por la amenaza de grandes competidores que superan nuestras posibilidades? ¿Por el desarrollo de las tecnologías de la información que codifican
ésta en bits? ¿Por el desarrollo de robots e inteligencias artificiales que nos suplantan? ¿Por nuevos escenarios que disrumpen todo lo existente? No necesariamente. Mi seguridad tiene que ver más bien
con que nuestro sol en algún momento se convertirá en una gigante roja y creo que ni los que estaban conmigo en la sala ni los posibles lectores de estas líneas podremos impedirlo.

Desgraciadamente podrían añadirse más razones, como las esgrimidas por Hawking (2018) especialmente en el capítulo 7: el choque con un asteroide (“garantizado por las leyes de la física y de la probabilidad”, p. 131), la catástrofe medioambiental, la autodestrucción humana, la superpoblación,
etc. La única posibilidad real de que perduremos sería según su criterio que cambiáramos de planeta.

No obstante, dado que quedan unos millones de años para la gigante roja (“En Gran Bretaña, la gente no parece demasiado preocupada por un posible fin, situado a unos veinte mil millones de años en el futuro. Se puede comer y beber mucho y ser feliz, antes de eso” Hawking, 2018, p. 65) y que contamos con un cierto margen de tiempo –aunque pequeño a escala geológica- para los escenarios planteados por Hawking creo que en el ínterin podemos seguir haciendo algo.

TEXTO COMPLETO